COVID-19.

Los coronavirus son una familia de virus conocida por causar enfermedades respiratorias. Afectan a numerosas especies de animales. Algunos de estos virus - incluidos el recientemente descubierto en China, llamado COVID-19 - pueden afectar a las personas.

Gran parte de los coronavirus producen enfermedades leves o moderadas, como el resfrío común. Sin embargo, algunos tipos pueden provocar cuadros más graves como el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS) o el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), identificados en años anteriores.

En relación con la forma de  transmisión, se investiga la transmisión de animales a humanos, a través de los alimentos y se ha confirmado la transmisión de persona a persona. Sin embargo, los datos disponibles son limitados por ahora para establecer claramente el mecanismo de transmisión.

Los primeros casos se detectaron en diciembre en personas que habían estado en un mercado de pescado de la ciudad de Wuhan, China, donde también se venden otros animales - especialmente aves y serpientes -. Como otros coronavirus, el COVID-19 es un virus procedente de otra especie que ha adquirido la capacidad de infectar a las personas. La especie de la que procede aún no se ha identificado.

Recomendaciones para la Población (Ministerio de Salud)

Recomendaciones cuando salís de tu casa


Evitá salir si tenés 60 años o más, si estás embarazada o tenés alguna patología crónica. No salgas si tu temperatura es de 37.5° o si tenés síntomas como tos, dolor de garganta, cansancio o falta de aire, pérdida del gusto y/o del olfato. En caso de estar en condiciones de salir: - Planificá tu rutina diaria para salir la menor cantidad de veces posible de tu casa. Por ejemplo, hacé las compras cuando volvés de trabajar y sacá la basura cuando salgas camino al trabajo. - Preguntá a tus vecinos si necesitan algo. Podés dejárselo en la puerta de sus casas. - Si tenés que sacar a tu mascota, la salida debe ser breve y durar lo mínimo indispensable para que pueda hacer sus necesidades evitando pasear. Al regresar, limpiale las patas y el hocico con una toalla húmeda o papel tissue con agua y jabón blanco - Antes de salir colocate un barbijo casero o tapaboca. - Llevá alcohol en gel para limpiarte las manos luego de tocar superficies u objetos en lugares públicos. Mientras estás fuera de tu casa: - Mantené siempre el distanciamiento social: dejá una distancia de entre 1 y 2 metros con otras personas. - Evitá los lugares donde haya concentración de personas: reuniones en las que sea difícil mantener la distancia adecuada y encuentros en espacios cerrados. - Evitá dar la mano, abrazar o besar a otras personas. - No compartas el mate, la vajilla y los utensilios. - Evitá las visitas a otras personas, especialmente a las que pertenecen a los grupos de riesgo, incluso si son tus familiares. Buscar transitoriamente formas alternativas de mantenernos en contacto como videollamadas es clave para superar esta etapa juntos. - Lavate las manos frecuentemente con agua y jabón o alcohol en gel. - Tosé o estornudá sobre el pliegue del codo o utilizá pañuelos descartables. - No te toques la cara. - Si vas a utilizar transporte público, recordá mantener el distanciamiento social con el resto de los pasajeros y dejar un asiento vacío de por medio. Dentro de lo posible, programá los horarios de los viajes para circular el menor tiempo posible en la vía pública. Al volver a tu casa: - Quitate el barbijo y ponelo a lavar o tiralo si es descartable. Retiralo desde el elástico sin tocar el frente, que puede estar contaminado. - No toques nada antes de lavarte las manos con agua y jabón o alcohol en gel. - Desinfectá el celular y otros objetos con alcohol al 70% (por ejemplo, en un rociador, 7 partes de alcohol con 3 partes de agua destilada o hervida). - Ventilá los ambientes de la casa.




Medidas de prevención para el coronavirus y otras enfermedades respiratorias


- Distanciamiento social (mantenete a un metro de distancia de otras personas) - Lavate las manos frecuentemente con agua y jabón o alcohol en gel. - Tosé o estornudá sobre el pliegue del codo o utilizá pañuelos descartables. - No te lleves las manos a la cara. - Ventilá bien los ambientes de tu casa y de tu lugar de trabajo. - Desinfectá bien los objetos que se usan con frecuencia. - No te automediques. - En caso de presentar síntomas, aunque sean leves, consultá inmediatamente al sistema de salud, siguiendo las recomendaciones locales, para saber cómo hacer correctamente la consulta. Ejemplo: 107 en CABA, 148 en Provincia de Buenos Aires, 120 a nivel nacional.




Mayores de 60 años, embarazadas y personas con patologías crónicas


- Reforzá las recomendaciones de prevención de infecciones respiratorias. - En la medida de lo posible, delegá la realización de mandados o compra de medicamentos a personas de confianza o de tu entorno familiar que no pertenezcan a los grupos de riesgo. - Las personas mayores de 60 años, embarazadas o quienes están dentro de los grupos de riesgo no deben convivir con personas que vengan desde el exterior. - Las personas de 65 años y más deben vacunarse contra la gripe y el neumococo de acuerdo al calendario de vacunación nacional.




Vacunación contra la gripe y el neumococo


En el marco de la pandemia de COVID-19, las personas de 65 años y mas, personal de salud y el resto de quienes pertenecen a los grupos de riesgo deben aplicarse la vacuna contra la gripe como medida especial de cuidado. Estas vacunas protegen de otras patologías respiratorias que también debilitan a las personas y que muchas veces requieren cuidados especiales y hospitalización. En estos momentos, es necesario minimizar las posibilidades de una internación o de un cuadro grave que requiera hospitalización. Por eso, este año las vacunas ya están disponibles en todo el país y se lleva adelante una estrategia de vacunación escalonada, que comienza en una primera etapa por la aplicación a personas de 65 años en adelante y al personal de salud. Luego, se continuará con la vacunación para mujeres embarazadas, niños y niñas de 6 a 24 meses y personas de 2 a 64 años con factores de riesgo.




Recomendaciones para la limpieza domiciliaria


Puntos clave al usar un desinfectante Chequeá la fecha de vencimiento. Usá acorde a las instrucciones del fabricante, su uso indebido puede resultar en menor o falta de efectividad o puede ser peligroso. No lo diluyas salvo indicación del fabricante. No mezcles productos entre sí salvo indicación del fabricante. Puntos clave al realizar el procedimiento de limpieza Usá guantes de limpieza habitual. Lavate las manos con agua y jabón luego de terminar la limpieza. Evitá salpicaduras en el rostro. Te sugerimos evitar el uso de las formulaciones en spray, debido a que si el mismo se aplica en forma directa sobre una superficie, puede no tener acceso a las zonas más contaminadas. En caso de usar spray, debés realizarlo aplicando el mismo sobre papel descartable, hacé la limpieza y el arrastre, y tirá el papel. Para evitar accidentes, guardá los productos en su envase original o debidamente rotulado en un lugar seguro, debidamente aislados de otros productos con los que se puedan confundir por su forma (sobre todo alimenticios). Mientras estés limpiando o utilizando productos de limpieza en casa, no dejes nunca sus recipientes desatendidos en presencia de un niño/a pequeño. No los ingieras. Limpieza: Te recomendamos lavar la ropa de cama y toallas, con los jabones o detergentes habituales, y secarla completamente para volver a utilizarla. Los cubiertos, vasos, platos y demás utensilios que no sean descartables, lavalos con agua caliente y detergente habitual. La limpieza de las superficies y pisos, podés realizarla correctamente siguiendo estos tres pasos: 1- Lavá con una solución de agua y detergente. 2- Enjuagá con agua limpia. 3- Desinfectá con una solución de 10 ml (2 cucharadas soperas) de lavandina (con concentración de 55 gr/litro), en 1 litro de agua. De utilizar una lavandina comercial con concentración de 25 g/l, tenés que colocar el doble volumen de lavandina para lograr una correcta desinfección. Prepará la solución el mismo día que se vas a usarla para que no pierda poder desinfectante. En el caso de superficies que no sean aptas para la limpieza con soluciones de agua con detergentes o lavandina, como teléfonos celulares y teclados de computadoras entre otros, y de ser aptos a limpieza con alcohol, utilizá solución alcohólica al 70%. De lo contrario utilizá productos aptos para ese fin.




Recomendaciones para el manejo higiénico de los alimentos


Lavate las manos: Antes y después de manipular los alimentos, lavate correctamente las manos con agua potable y jabón, o con un desinfectante de manos a base de alcohol. Limpiá y desinfectá: Lavá con agua y detergente utensilios y superficies de preparación antes y después de manipular alimentos. Desinfectá con una solución de agua con alcohol en proporción 70/30 o 10 ml (2 cucharadas soperas) de lavandina en 1 litro de agua. Debe ser lavandina de uso doméstico (con concentración de 55 gr/litro). De utilizar una lavandina comercial con concentración de 25 g/l, colocá el doble volumen de lavandina para lograr una correcta desinfección. Preparala el mismo día que vas a usarla, si no pierde poder desinfectante. Lavá con agua y detergente vajillas y cubiertos antes de usarlos para servir alimentos. Tomá platos, cubiertos y fuentes por los bordes, cubiertos por el mango, vasos por el fondo y tasas por el mango. Limpiá y desinfectá varias veces al día instalaciones y espacios que utilizás para preparar/almacenar alimentos (mesadas, heladera, electrodomésticos). Para el almacenamiento de los alimentos, recordá siempre que antes de guardarlos, tenés que higienizar envase por envase. Esto podés realizarlo con un paño húmedo embebido en una solución desinfectante. Tanto en la alacena como en la heladera, consumí primero lo que tenga una fecha de vencimiento más cercana. Seleccioná frutas y verduras limpias, enjuagándolas con agua para eliminar tierra e impurezas. Luego, podés desinfectarlas sumergiéndolas en agua con 1,5ml (media cuchara de té aproximadamente) de lavandina por litro de agua (dejando actuar 20 minutos). Debe ser lavandina de uso doméstico (con concentración de 55 gr/litro). Volvé a enjuagar bien con abundante agua antes de consumir. Evitá la contaminación de alimentos: Lavá y desinfectá los alimentos que vas a utilizar. Lavate las manos antes de pelar o cortar los alimentos. Trabajá y comé sobre superficies limpias. Al mezclar los alimentos, no lo hagas con las manos (utilizá espátulas). Conservá los alimentos perecederos en la heladera. Calentá el alimento a 70°C como mínimo. Calculá las cantidades justas que vas a utilizar, para evitar recalentar o dejar los alimentos sobre la mesa o sobre una mesada o mostrador. Serví los alimentos con utensilios limpios. Evitá la contaminación entre alimentos crudos y cocidos: Los alimentos crudos pueden estar contaminados y trasladarse a los alimentos cocidos o listos para comer. Separá siempre los alimentos crudos como pollos, carnes y pescados, de los cocinados y de los listos para comer. Conservá los alimentos en recipientes separados para evitar el contacto entre crudos y cocidos. Usá utensilios diferentes, como platos, tenedores, cucharas, para manipular alimentos crudos y cocidos. Al momento de cocinar: Usá agua potable o tratada. Verificá la fecha de vencimiento y nunca consumas alimentos vencidos. Cociná completamente los alimentos, especialmente las carnes, pollos, huevos y pescados. Herví los alimentos como sopas y guisos. Eso asegura que el alimento alcance una temperatura de 70°C. Para las carnes rojas y pollos cuidá que no queden partes crudas. Recalentá completamente la comida cocinada. Asegurate que esté muy caliente. Mantené los alimentos a temperaturas adecuadas: No descongeles los alimentos a temperatura ambiente. Calentá el alimento de forma tal que en su interior alcance también altas temperaturas (todas las partes deben alcanzar los 70ºC). Refrigerá lo más pronto posible los alimentos cocinados y los perecederos (preferiblemente bajo los 5ºC). No dejes alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de 2 horas.





CUIDADOS.

SINTOMAS.

DIRECCIÓN

Av. Santa Fe 3778 Piso 7

C1425BGZ | Capital Federal

¡Encuéntranos en Instagram!

  • Blanco Icono de Instagram

HORARIOS OFICINA

Lunes - Viernes: 9:00am – 18:00pm   

Tel: +54 11 3986 9787 Líneas Rotativas

¡Escríbenos al Whastapp!

  • Whatsapp

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

  • Dirección

Copyright © Critical Care | Todos los derechos reservados.